8 sep. 2009

Proyecto de Repositorios de Documentación Científica en América Latina

Liderado por Carmen Gloria Labbé, Gerente de Capacitación y Gestión del Conocimiento de CLARA, con la colaboración de Salma Jalife Coordinadora de Proyectos CUDI (México) y Rocío Cos, Gerente de Proyectos de CLARA, la iniciativa busca materializar un sueño largamente acariciado por las comunidades científicas y académicas latinoamericanas: contar con un repositorio federado de documentación de carácter científico y corte regional.

Bajo el título de «Conformación de una Red Federada de Repositorios Institucionales de Documentación Científica en América Latina”, el proyecto presentado, el 10 de octubre de 2008, por CLARA a la línea de Bienes Públicos Regionales (BPR) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el 9 de enero fue notificado en calidad de “Pre-selección”, y hoy se encuentra a pasos de iniciarse.

La función del BID en la promoción de los BPR es corregir aquellos desincentivos que evitan que los BPR surjan o progresen hacia la etapa de producción. En este contexto, el objetivo del proyecto presentado por CLARA es el siguiente: «El Bien Público Regional consistirá en una red federada de repositorios institucionales de publicaciones científicas con el propósito de almacenar, compartir, y dar visibilidad a su producción científica, apoyando de esta manera al desarrollo científico y tecnológico de la región, bajo un marco de acuerdos relativo a interoperabilidad y gestión de la información. Dicha iniciativa será de acceso público contribuyendo de esta manera al registro y difusión del conocimiento científico, entendiendo éste como un bien público que constituye un insumo crucial para el desarrollo científico y tecnológico de cada país y de la región en su conjunto”.

Los países que presentaron la propuesta son Brasil, Chile, Colombia y México; las entidades solicitantes: Instituto Brasileño de Información en Ciencia y Tecnología (IBICT), Brasil; Red Universitaria Nacional (REUNA), Chile; Red Nacional Académica de Tecnología Avanzada (RENATA), Colombia; Corporación Universitaria para el Desarrollo de Internet (CUDI), México; Comisión Nacional de Investigación en Ciencia y Tecnología (CONICYT) Chile; Ministerio de Educación Nacional de Colombia; Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), México. Cabe señalar que Ecuador participó activamente durante todo el desarrollo de la propuesta, y se espera que prontamente pueda integrarse como país beneficiario, así como en el futuro, todos los países de la Región.

Con un monto de financiamiento de US$600,000, y un plazo de ejecución de dos años, de acuerdo a Rocío Cos, Gerente de Proyectos de CLARA, “el proyecto busca dar mayor visibilidad a las investigaciones que se realizan en cada país, a los propios investigadores y a las instituciones, además de permitir compartir e intercambiar el conocimiento que se genere”.
“Su real importancia –continúa Rocío- radica en que, siendo el conocimiento el activo más importante de los países y particularmente el conocimiento científico el principal insumo del desarrollo científico y tecnológico, el proyecto al poner a disposición dicho conocimiento beneficiará a la comunidad académica y de investigación de América Latina en su quehacer de difusión y generación”. Dada la naturaleza abierta de la iniciativa, es dable esperar que este beneficio se extienda a toda la sociedad, aportando, de este modo, a la reducción de las desigualdades sociales y a la promoción de un mayor desarrollo de la actividad científica y tecnológica de cada país y de la región en su conjunto.

Ahondando en la relevancia de esta nueva iniciativa, Carmen Gloria Labbé indica: “El desarrollo científico y tecnológico es un proceso con retroalimentación continua, y la información científica es su principal insumo. Así, a mayor disponibilidad y accesibilidad a la información se provocará un mayor desarrollo científico y tecnológico. De manera inversa, la escasez de acceso a la información promueve un desarrollo científico y tecnológico residual”.
La entidad ejecutora del Proyecto es CLARA.


Fuente: boletín DeCLARA, Marzo de 2009, Año 5, Nº 18