26 feb. 2008

Presidente Bush firma ley que impulsa el OA

ReEl Presidente George W. Bush firmó una ley que impulsa el movimiento de Acceso Abierto al convertir en obligatorio el depósito de artículos de investigaciones financiadas por el NIH.

La ley firmada por el Presidente de los Estados Unidos de América,
(/Consolidated Appropriations Act of 2007, HR. 2764/), el 26 de diciembre de 2007, demanda que sea obligatorio que toda investigación financiada por el NIH (National Institute of Health) y publicada en revistas con procedimientos de evaluación por pares sea depositada en el repositorio PubMedCentral en un plazo no superior a los 12 meses, haciéndola accesible universalmente.

Esta posibilidad ya existía desde 2005 cuando el NIH estableció su Política de Información Pública (Public Information Policy). Hasta diciembre de 2007 el depósito era opcional; pero en los hechos apenas el 5% de las investigaciones fueron depositadas por los investigadores en PubMed Central. La decisión del gobierno norteamericano hace ahora el depósito obligatorio.

Esta decisión fue el resultado de un largo debate en el Congreso Americano, con un gran lobby de los editores actuando en contra, pero que tuvo en contrapartida una marcada actuación de los miembros de varios segmentos del movimiento de Acceso Abierto, incluyendo la Asociación de Pagadores de Impuestos de los EUA, una entidad extremadamente poderosa. El NIH tiene un presupuesto de 28 mil millones de dólares anuales, correspondiendo al 30% de los recursos provistos por el gobierno federal a la investigación, y que da una idea de la magnitud
de los intereses involucrados.

Sin embargo, dirán algunos, un embargo de 6 o 12 meses es algo que está más allá del interés de muchos investigadores que esperan y necesitan los resultados de sus pares y competidores al día siguiente de la publicación, así como esperan el periódico todavía caliente con las noticias del día. En buena parte de los casos esto es bien cierto y el acceso inmediato a las colecciones de los editores es de pago, sea a través de suscripciones de acceso online a las revistas científicas, o bajando artículos de interés por 20 a 40 dólares cada uno.
Las soluciones más avanzadas para las comunidades de investigadores se proveen por servicios y portales nacionales o institucionales que negocian o intermedian las suscripciones de acceso a las colecciones de los editores.

Estas soluciones contribuyen también al movimiento de acceso abierto al conocimiento científico, como es el caso del Portal Periódicos CAPES de Brasil, que desde diciembre de 2007 ofrece acceso libre a los textos completos de cerca de 11.500 revistas online con la participación de más de 180 instituciones académicas nacionales. Soluciones similares están en desarrollo y en operación en otros países de América Latina y Caribe.

Sin embargo, para una buena parte de los interesados este embargo de 6 o 12 meses no es de importancia trascendental, mayoritariamente para legos en busca de información de interés personal y no profesional. Pero, encima de todo, este avance que representa la decisión del Gobierno de Estados Unidos es un paso notable en el camino que se abre para un procedimiento más amplio de Acceso Abierto donde los costos de todo el proceso deberán ser rebajado, las ganancias de los editores disminuidas y el acceso de los países menos favorecidos será facilitado.


Fuente: Newsletter BVS

No hay comentarios.: